La salud bucal comienza con los primeros dientes


Cómo hacer cuando son bebés?

Es un momento de cuidado, y recordemos que el cuidado de alta calidad ayuda a que el bebé, niño, niña conozca y habite en su cuerpo y encuentre placer en su funcionamiento.
La actividad repetida durante los cuidados diarios facilitan el desarrollo de la comunicación, los gestos constantemente repetidos en el mismo orden, de las casi constantes palabras que acompañan esos gestos, el bebé, niño, niña aprende a prepararse para los sucesos siguientes.

En la primer foto verán un adulto que muestra al bebé su dedo índice envuelto en una gasa. Muestra, espera una respuesta, para luego ingresar el dedo en la boca y limpiar sus primeros dientes.


El adulto debe estar en una posición cómoda, el tono muscular del adulto determina el tono muscular y la confianza corporal del bebé.
El bebé se encuentra en una postura segura, conocida, nunca ponerlo en una postura que no haya conquistado con autonomía (ej. Sentarlo). Sus brazos deben estar libres para que puedan moverse y en algún momento participar de la actividad.

Los elementos que se utilizan si es un bebé tiene solo los dientes de adelante con el dedo indice envuelto en una gasa es suficiente. Cuando ya empiezan a tener muelas con un cepillo de dientes. Característica del cepillo para niños/as pequeños/as (2,3 años) para que entre en su boca y el mango grande para que el adulto pueda manipular. Sin pasta dental.

Preguntas frecuentes :

Cada cuánto tiempo le debo lavar? Se recomienda que después de cada comida principal. Mi hijo/a no quiere que le lave. Si lavamos habitualmente los dientes, y logramos que sea parte de la rutina, hábitos de higiene, de a poco lo incorporarán sin malestar. Lo dejo que se lave solo/a? Cuando son más grandes y comienzan a querer hacer las cosas con mayor autonomía podemos dejar que ellos/as empiecen y luego seguir el adulto. El adulto esta siempre cerca y observa. El adulto debe acompañar el lavado hasta los 6 años.
Gracias a la participación del Odontólogo Alejandro Squetino. Ph Oli.
Vanesa Valle
Juego y Crianza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.