El arte de tomar en brazos a un bebé.

Basado en los lineamientos Piklerianos.

Para Winnicott, la angustia más primitiva y destructiva es provocada por la inseguridad que se crea al levantar, sostener al niño. Para Winnicott, el término «sostener» no significa sólo sujetar al niño en un sentido físico, sino que incluye todo lo que su entorno le prevee y todo lo que hasta el momento le ha ofrecido.

El buen «sostén» protege al niño del peligro físico, tiene en cuenta la sensibilidad de su piel, su sensibilidad a los sonidos, a la luz, y el temor a caer. El buen «sostén» en el niño significa el cuidado en su totalidad, ajustado continuamente a su desarrollo.

Una buena técnica de cuidado da seguridad al niño. Si es sostenido en manos amables y seguras, se puede observar como relaja sus músculos.


Siempre se lo tiene que levantar y transportar con la mayor parte posible del cuerpo firmemente apoyado.
Cuando lo levantamos en brazos debemos sujetar toda su columna vertebral del bebé y proteger su cabeza de el más leve balanceo, así como mantener la armonía entre las distintas partes de su cuerpo.

Nunca tocar al bebé con movimiento repentinos. Tenemos que buscar el contacto visual, el diálogo. Anunciar lo que va a suceder, especialmente cuando se trata de modificar la posición de su cuerpo. El adulto espera una respuesta, un gesto, para luego tocar con mano sensible y amable.

Les dejo unas imágenes para que puedan visualizar lo que les acabo de transmitir en estás líneas.

Bibliografía Bañando al bebé. Asociación Pikler – Loczy de Hungría.

Ph mi querida Oli.

Vanesa Valle
Juego y Crianza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.