SEÑORA ALGO MÁS LE VA A PONER A SU HIJA EN EL ÁREA DE JUEGO. MI OTRO YO

(esa señora fui yo)

Mi otro yo…
Colocaba a su hija en el SUELO, esa es una buena opción. Pero de qué manera? Mitad de cuerpo en el piso y la otra sobre un almohadón impidiendo que pueda moverse libremente, tronco elevado, se puede observar un cuerpo rígido.

Mi yo…
Hoy pondría a mi hija en el SUELO, sobre una manta lisa, donde toda su espalda este bien apoyada, piernas y brazos libres. Observaría sus conquistas, valoraría su interés por descubrirse.

Mi otro yo…
En su momento creía que el GIMNASIO era lo mejor, yo observaba su atención sostenida, interesada por los juguetes colgados encima de ella, a veces se ponía un poquito ansiosa pero yo me acercaba y se calmaba.

Mi yo…
Hoy NO le pondría un GIMNASIO, ese aparato no dejaría que descubra sus manos, la distraería, y más adelante cuando quisiera tomar el objeto no podría agarrarlo, moverlo, tirarlo, acercar o alejar, sólo podría golpear y tirar de el. Al no poder tomarlo se exitaría, no disfrutaría del juego.
Diferente hubiese sido su experiencia si yo colocaba los juguetes cerca de su alcance, empezarían a llamar su atención. El descubrimiento hubiese sido maravilloso de contemplar, el inicio de la manipulación con los objetos.

Mi otro yo…
Un JUGUETE ENORME encima de ella, primero en la posición que está imposible moverse para manipularlo, segundo es un juguete muy grande, pesado para que pueda manipular con facilidad.
.
Mi yo…
Hoy colocaría cerca de su campo visual, objetos y juguetes livianos, sencillos, que pueda tomar con su manito, llevárselo a la boca, estrugir, soltar, agitar.

Mi otro yo
El CHUPETE para que este tranquila, cómo les contaba más arriba solía ponerse incómoda en lugar de juego. La succión la calmaba, cómo también mi cercanía.

Mi yo…
Hoy no le daría CHUPETE, permitiría que descubra su mano y ante la necesidad de espera ante cualquier situación ella misma aprendería a autorregularse, esperar la llegada del adulto chupándose su mano.
Además no sería algo que tuviera que dejar cuando fuese más grande, no le daría algo para después sacárselo.

Mi otro yo..

Decía que la ropa era pertinente.

Mi yo…

Dice que esta vez le da la razón.

Mi yo actual dice que todo siempre fue con mucho amor!!!